El amor más verdadero que existe

 

ALL YOU NEED I LOVE…NAINO NAINO NAAAA

Ya lo decían los Beatles, lo que todos queremos, lo que todos buscamos y sobre lo que acaba girando todo nuestro universo es siempre la misma cosa: el amor.

Venga de fuera o salga de dentro…Todo lo que necesitamos es sentirnos queridos.

Como de niños no aprendimos a querernos a nosotros mismos, lo buscamos fuera, en los demás, en alguien que nos de la dosis que nosotros no sabemos darnos. Puede ser la familia, los amigos, la pareja o, en los peores casos, en el vecino de enfrente que mira tú por donde, se te ha cruzado hoy en el camino… Porque cuando nosotros mismos no sabemos amarnos, cualquiera dispuesto a cuidarnos un poquito se nos aparece como una cocacola en el desierto…

Los casos más afortunados, no necesitan buscarlo fuera. Son las personas que han conseguido cultivar un buen concepto de sí mismos, y esto suele ir acompañado de una dosis suficiente de amor propio, con lo que esa persona podrá ahorrarse una cantidad considerable de errores y decepciones… Ya que el mejor tipo de amor es el que nos sale de adentro… Pero al fin, en resumen, lo que todos queremos es amor.

Lo que pasa es que algunas personas no tienen la costumbre, no lo han dado o no lo han recibido muy a menudo, y entonces, la cosa se dificulta un poco… Nos da vergüenza, o miedo, o pudor, y entramos en un laberinto de ganas, dudas y demás inconvenientes que al final podemos ponerle el nombre que a cada uno le acomode mejor, pero acaba siendo lo mismo, falta de costumbre…

 

La buena noticia es que la cuestión de expresar emociones es como el comer y el rascar, que todo es empezar… Porque no haber aprendido a expresarnos no quiere decir que no seamos capaces, sólo quiere decir que no has podido entrenarte hasta que fuera algo natural en ti. Pero tú y solo tú puedes cambiar las cosas (siempre que sea eso lo que de verdad deseas).

 

Para romper ese círculo vicioso carente de expresiones emocionales positivas, hay quien se sienta a esperar que el universo se alinee a su favor y le cubra de besos, o que venga el caballero andante de las películas a rescatarle de su triste historia, y esos, seguramente, se arrugarán esperando que su vida sea como en el cine, si nadie les avisa que la vida real no se mira desde una silla, sino que uno se tiene que meter en el papel, luces, ganas.. ¡acción!

Porque no podemos cambiar el mundo pero si podemos cambiarnos a nosotros mismos, así que si quiero amor, la forma más eficaz de conseguirlo es empezar a darlo …y normalmente sucede (a veces con un poco de paciencia) que lo acabamos recibiendo en la misma medida en que lo damos…

Porque el cariño cuando se demuestra, tiene muchas ventajas, es como comer sano, podrías no hacerlo pero cuando lo haces te sientes mejor…No hay nada más cálido, reconfortante, y saludable que un buen abrazo….nada más emocionante, reactivante y beneficioso que un beso, y nada que de más seguridad y fuerza para afrontar la vida que un “te quiero” bien dicho.

Así que si estás carente de vitaminas, si andas con las defensas por los suelos, o tu autoestima se ha ido a vivir a otro país… Te propongo que comiences ¡la dieta del amor! Sé que al principio cuesta, pero es cuestión de entrenamiento. Si necesitas que tu mamá te diga que te quiere, díselo tú… Y cuéntale cuánto te gustaría escucharlo también de su parte… Porque un te quiero, crea unidad, confianza y complicidad, y sobretodo porque no quieres arrepentirte un día de no haberlo dicho cuando podías…

 

Si lo que necesitas es el cariño de tus amigos, empieza a abrazarles de una vez… A nadie le amarga ese dulce y aunque caiga alguna broma por aquí o por allí, pronto descubrirás que esas bromas esconden su propio déficit, y al final, tus abrazos serán bienvenidos y devueltos con creces… Recuerda que un abrazo proporciona seguridad y confianza, consuelo, bienestar, agradecimiento y rebaja los niveles de estrés, ¿qué más quieres? Gratis y al alcance de cualquier brazo…

 

Y si de quien más te falta es de tu pareja, inúndala de besos, recuerda que un beso activa la circulación sanguínea, te llena de oxitocina, reactiva tu sistema inmunológico, tiene acción antidepresiva por la liberación de endorfinas… y aún hay mas… Así que, ¿vas a perderte todos los beneficios que conlleva el amor, sólo porque… porque… Por qué? ¡Si sólo tiene ventajas! Eso sí, no los regales al primer desconocido que te haga caso, sólo porque te mueres de ganas… Elige bien, que tú sabes quién merece tu cariño y de quién te gustaría recibirlo.

Y SÓLO POR HABER LLEGADO HASTA AQUÍ, TE REGALO UN ABRAZO… ¿TE APETECE?

 

Si deseas escuchar la entrevista con Mar Osuna en Inspirulina radio haz clic aquí.